La Fashionista Realista

Moda y belleza adaptada para todos

miércoles

15

septiembre 2010

Desmaquilladores de ojos: Clinique, ¿what else?

Por , publicado en Sin categoría

Ok, hablemos de desmaquilladores. Yo los uso a diario y por esa razón he empleado mi tiempo en buscar y probar hasta encontrar el mejor. El mejor para mí tiene que cumplir con lo siguiente:

  1. Hacer su trabajo: obvio, ¿no? Pues no. Hay muchos que por sí solos no remueven todo el maquillaje y tienes que recurrir a las toallitas salvavidas desmaquillantes para que rematen la faena.
  2. Proteger tus ojos: con los ojos y la piel que los rodea no se puede jugar, amig@s. Siempre hay que buscar un producto que sea lo bastante delicado que permita el uso diario y no nos irrite, ni nos reseque la piel. Aunque no tengamos esa zona sensible en cualquier caso recomendaría optar por productos para pieles sensibles. Me lo agradeceréis.
  3. Ajustarse a mi presupuesto: ya me gasto suficiente dinero y hay que comer 🙂
Pues bien, esas tres cosas sencillitas que pido las tienen los desmaquilladores de Clinique. He usado 3 botes y mañana mismo voy a por el cuarto.

 Yo utilizo estos dos:

  • Take The Day Off Makeup Remover para párpados, pestañas y labios 19,35 euros/ 17,50 dólares: 
Este frasquito morado lo quita todo. Lo uso cuando tengo que remover maquillaje a prueba de agua o pintalabios de larga duración. Se trata de un bifásico (como una mezcla de agua con aceite) que lo agitas y lo aplicas con un disco de algodón. En esto es exactamente igual a los otros que he usado (Lancome, Mac, Nars, etc.), pero la gran diferencia radica en que, cuando el producto entra en contacto con los ojos, no te deja la vista borrosa durante diez minutos por el aceite. Los demás lo hacen -por lo menos a mí- y es un incordio, porque lo de ver borroso es un poco “me estoy quedando ciega” y no me gusta nada esa sensación. Incluso cuando uso un bastoncillo de orejas para limpiar justo donde nacen las pestañas, no me deja esa sensación. Pone que es para todo tipo de pielesapto para personas que usan lentillas. La descripción de la página web dice: un desmaquillador suave y versátil. Y lo es. Una pega: la tapa a prueba de niños… y de mí. Entiendo que la hacen así por seguridad, para que si el aceite del bote se derrama no cause daños irreparables… pero hay que tener paciencia con esas tapas.

  • Rinse Off Makeup Solvent – 19,35 euros/ 16,50 dólares:
Éste lo uso los días que no llevo maquillaje a prueba de agua, que son la mayoría. Lo tengo siempre a mano y lo uso para corregir imperfecciones durante el maquillaje porque ni tiene aceite, ni deja en la piel ningún residuo. Los dos desmaquilladores son 100% sin perfume, pero la verdad es que tienen ese olor un poco a alcohol de todos los productos de Clinique.

Yo sigo estos pasos: me desmaquillo los ojos con uno de los dos, dependiendo del tipo de maquillaje que haya utilizado; luego me lavo toda la cara con el limpiador de Açaí de Kiehl’s del que ya os he hablado alguna vez. Por último, me aplico mi contorno de ojos y mi hidratante. Esto lo hago todo los días. Creo que ya me sale de forma automática: incluso los días en que me voy de fiesta y que no sé cómo he llegado a casa, me desmaquillo. ¡Lo juro!
Estos pasos son fundamentales, porque desde que los sigo nunca he tenido mejor la piel. Por eso, os recomiendo que la incorporéis a vuestras rutinas diarias de cuidado facial.

Un dato: aprovechad las visitas al aeropuerto para comprar los productos de Clinique porque suelen valer entre 1 y 3 euros más baratos.

Pero así como os digo una cosa, os digo la otra: si tenéis algún desmaquillador que cumpla mis tres requisitos o que creáis que es mejor, soy toda oídos. Siempre estoy dispuesta a probar cosas nuevas. ¿Sugerencias?
Un breve aclaración:
Mucha gente me pregunta si los productos de los que hablo en el blog me los mandan las marcas. ¡Absolutamente, no! Hay algunos blogueros que sí tienen ese privilegio, pero una servidora no está entre ellos. Todos los productos sobre los que escribo me los compro yo. Y si digo que algo me gusta es porque realmente me gusta. Si algún día me mandan cualquier producto para que lo pruebe, os aseguro que lo que escriba será mi más sincera opinión. Porque de eso se trata, ¿no? Creo que la ventaja que tiene recibir productos de las marcas es básicamente que no tienes que gastarte tanto dinero en probar como hago yo. Mientras pueda lo seguiré haciendo, porque me gusta escribir estas reseñas y compartirlas con vosotros.

4 Comments

  1. Moraima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *