La Fashionista Realista

Moda y belleza adaptada para todos

lunes

25

octubre 2010

Mi amigo inseparable: El corrector

Por , publicado en Sin categoría

Lo primero es saludaros: después de una semana (que me ha parecido un mes), en la que he estado de vacaciones y enoturismo por La Rioja, vuelvo a reencontrarme con vosotras en este blog. Me lo he pasado muy bien y me ha encantado todo lo que rodea la elaboración de los vinos de esta zona. Dicho esto…
Hoy os quería hablar de mi amigo inseparable. Si alguien me pregunta con qué producto de maquillaje nunca, nunca saldría de casa, le diría sin ninguna duda, sin pensarlo un segundo, que es el corrector de ojeras.

Mi maquillaje diario consiste en corrector, máscara de pestañas, colorete y gloss. Sólo uso base cuando quiero hacer algo un poco más elaborado. Mi piel se comporta muy bien y un poco de corrector es lo único que me hace falta. No diría que tengo muchas ojeras, pero están ahí y es lo primero que veo en el espejo por las mañanas. Mi rostro también muestra unas pequeñas manchitas, que me han quedado de algún que otro granito del pasado.

En los ojos se nota enseguida si has dormido poco o mucho o si estás cansada, y eso no es muy favorecedor. Creo que las personas que nunca se maquillan porque no les gusta o por pereza no deberían olvidar este producto… a menos que tengan la piel en perfecto estado, claro está. Este pequeño gesto va a lograr una clara diferencia, os lo puedo asegurar.

Elegir un color de corrector

Pero muchas amigas me han comentado que tienen un problema a la hora de elegir el corrector: la elección del color. Yo he hablado con algunos maquilladores y varios me han dicho que debe elegirse un tono más claro al color de nuestra piel; otros, sin embargo, me han aconsejado utilizar uno del mismo tono.

Con estas dos opiniones contrapuestas, yo apuesto por la segunda: hay que usar uno del mismo tono, porque normalmente no queremos resaltar las zonas que queremos corregir. Más bien lo que queremos es que el tono de piel sea uniforme en toda la cara y eso sólo se consigue usando el mismo tono.

Otra cosa distinta es que queramos iluminar el rostro: para esto hay productos específicos que se aplican en zonas muy concretas y que consiguen iluminar toda la zona de los ojos (pero de esto hablaremos en otro post).

Cuatro correctores que me gustan

Los correctores, al igual que las bases de maquillaje, los hay que cubren más o menos. Actualmente tengo cuatro que utilizo de modo regular, dependiendo de la cobertura que necesite (no, no es normal tener cuatro; y sí, con uno vale, pero lo mio con lo de probar es un poco obsesivo).

No es necesario ninguna brocha; podemos difuminar con los dedos el producto perfectamente:

1- Concealer de Nars: me encanta, porque viene en el mismo formato que las barras de labios, lo que lo hace perfecto para aplicar debajo de los ojos. La cobertura -aunque en Nars me dicen que es opaca- para mi es media. Está enriquecido con vitamina E y va muy bien para las que tenemos la piel seca. Yo uso el tono Toffee. Esta marca es más bien cara, pero sus productos son de gran calidad.

2- Select Moisturecover de Mac: mi última adquisición. Viene en el formato de un gloss con aplicador de pincel. La cobertura es media-alta. Resulta muy hidratante y para los climas frios es ideal. Mi tono es NW35. La única pega es que me parece que me va a durar menos que los demás. Pero no pasa nada: mientras haya una tienda Mac cerca lo seguiré comprando.

3- Studio Finish Concealer de Mac: es el padre de todos los correctores. No hay nada que este pequeño concealer no cubra, la cobertura es alta pero podemos trabajarlo aplicando más o menos producto. Yo echo mano de este corrector cuando tengo algo gordo que ocultar: es mi arma secreta para esos días de poquísimo sueño. No lo uso a diario, primero porque no lo necesito y segundo porque puede secar un poco el area de la ojera, por lo menos a las que tenemos la piel muy seca en invierno. Lo recomiendo 100%, es un must. Mi tono es el NW35. Este además tiene protección solar SPF35.

4- Dreammat Mousse de Maybelline: es mi opción más asequible. Se trata de una base de maquillaje de textura en mousse, muy ligera y fácil de aplicar. Aunque es una base, yo lo uso sólo como corrector y funciona bastante bien. La cobertura es media-baja, así que no esperéis milagros de este producto. Mi tono es 052 Cappuccino.
Probar antes de comprar

En ningún momento digo que éstos de los que hablo sean los mejores del mercado: son simplemente los mejores que yo he usado… hasta el momento. Lo que os recomiendo es nunca comprar sin probar (esto no me cansaré de repetirlo): las marcas como Nars o Mac con tiendas o mostradores con dependientes-maquilladores están justamente para eso.

Yo cuando compré el corrector de Nars, fui a un mostrador y les dije: “Quiero probar este producto” y el maquillador que me atendió (simpatiquísimo) acabó haciéndome un maquillaje completo. Cuando llegué a casa por la noche y ví que el corrector seguía intacto y me gustaba cómo se veía, ahí fue cuando decidí que regresaría para comprármelo.

Recordad que probar no es sinónimo de comprar y que los dependientes están ahí para ayudarnos.

Una última recomendación que os haría es la siguiente: la base de maquillaje y el corrector son dos elementos claves que diferencian un maquillaje de aspecto natural a uno tipo máscara. Así que no hay que ahorrar en estos dos productos.

Me he emocionado con la vuelta de las vacaciones y este post me ha salido un poco largo. Espero que alguien haya llegado hasta el final 😉

Y si, de paso, me contáis cuáles son vuestras armas secretas contra las ojeras o si tenéis una marca preferida que me recomendáis, mucho mejor. Gracias.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *