La Fashionista Realista

Moda y belleza adaptada para todos

viernes

8

octubre 2010

Súmate a la tendencia de la convivencia

Por , publicado en Sin categoría

Este post va sobre la convivencia. La Fashionista Realista se suma a la iniciativa de Pensamientos JFS, en la que hoy en cientos de blogs se escribe sobre este tema.

¿Y que tendrá que ver la moda y la belleza con la convivencia?, os preguntaréis.

Pues creo que en una sociedad cada vez más acelerada, donde en muchas ocasiones apenas hay tiempo para profundizar en las relaciones con los demás, la ropa nos define, nos cataloga. Vemos a un desconocido y su forma de vestir es la primera etiqueta mental que creamos sobre esa persona. Radiografiamos a ese alguien y lo situamos en cierta parte de nuestra estantería particular de valores: “Viste con marcas. Será un pijo insoportable”, “viste desaliñado. No tiene donde caerse muerto”, “viste con ropas de estilo gótico. No es alguien amigable”. Se crea una barrera en muchas ocasiones sin sentido y lo peor es la cantidad de oportunidades que nos perdemos por esta actitud.

En mi caso, vengo de un país donde la vida social se rige por lo que llevas puesto. La apariencia es tan importante que literalmente determina las cosas a las que puedes acceder, ya sea un trabajo o el lugar donde pretendes ir a tomarte una copa. La presión es tal que mucha gente se gasta en ropa el presupuesto que no tiene “porque hay que ir bien vestido, porque hay que aparentar“.

No me malinterpretéis: estoy muy a favor de vestir apropiadamente y creo firmemente en la frase que dice “vístete para el trabajo que quieres tener; no para el que tienes”. Pero el problema llega cuando no ir perfectos en cada ocasión nos margina y nos discrimina.

Hay diferencias entre mi país de origen y mi país de acogida. En España, la gente no parece tan obsesionada con el qué dirán y vestir bien tiene más que ver con el estilo personal de cada uno. Hay un ambiente social algo más relajado. ¿O no es exactamente así?

Los que me leéis sabéis que, desde este blog, trato de compartir la creencia de que no hay que gastarse una fortuna para ir bien vestidos y que combinar una prenda cara con una muy baratita es posible y aconsejable. El estilo no entiende de precios: si lo tienes, puedes hacer maravillas.

Así que mi mensaje es que cada cual practique su estilo y que los demás no nos dediquemos a juzgar a la ligera a alguien sólo por las prendas que lleva puestas. Convivencia, acción de convivir. Seguro que si lo practicamos, aprenderemos cosas de los que nos rodean que, hoy por hoy, nos estamos perdiendo.

¿Quién se apunta a esta tendencia de la convivencia?

Más Fashionista Realista en mi revistero – lafashionistarealista.posterous.com

5 Comments

  1. Anonymous

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *