La Fashionista Realista

Moda y belleza adaptada para todos

Clinique

jueves

11

abril 2013

Mi rutina facial para meses de mucho calor

por , publicado en Belleza

Mi rutina de cuidado facial para verano

Una de las preguntas que más recibo es cómo me cuido la piel, la respuesta es sencilla porque uso los productos básicos. La clave está en adaptarlos a tus necesidades específicas y al clima. Mi piel en los meses de menos calor es normal-seca y luego con el calor intenso se vuelve normal-grasa. Es por esto que yo cambio mi rutina facial en los meses de más calor para adaptarla a la humedad del 1000% que tenemos en el Caribe y eso me resulta bastante bien. Es casi imposible evitar que te salgan brillos y si encima estás usando una hidratante que lo aporta grasa a tu piel, pues la batalla está perdida.

Cualquier duda o sugerencia me la pueden dejar en un cometario. Espero que les guste el video ♥.

firma la fashionista realista

jueves

14

febrero 2013

lunes

21

noviembre 2011

Ojeras y Bolsas debajo de los ojos: causas y tratamientos

por , publicado en Sin categoría

Una de mis maquilladoras favoritas, la británica Lisa Eldridge, subió la semana pasada a su canal de Youtube dos videos que sé que a muchísima gente le interesarán. El primero se llama: Ojeras – Algunas causas y tratamientos. El segundo es: Hinchazón y bolsas debajo de los ojos – Algunas causas y tratamientos. Me parecieron tan buenos que decidí compartirlos con ustedes. Están en inglés, pero he sacado las ideas básicas y las he traducido.  
En los videos ella cuenta que los problemas de los que habla no han sido muy investigados ya que las marcas se han enfocado durante años en las arrugas. No existe ni la mitad de estudios sobre el tratamiento y la prevención de las ojeras y las bolsas debajo de los ojos. Pero la buena noticia es que las compañías cosméticas están empezando a investigar sobre estos temas con el fin de descubrir ingredientes que ayuden. Concretamente en Clinique tienen un equipo dedicado en exclusiva al estudio de esta área y en los próximos dos años sacarán productos muy interesantes.
BOLSAS EN LOS OJOS



Causas
  • Grasa debajo de los ojos, esto es genético.
  • Un estilo de vida poco sano. Beber, fumar y dormir poco, causa que las membranas se rompan y las celulas grasas se pueden alojar en el área.
  • Colesterol debajo de ojo. Esto también es genético.
  • Edad. Puede ser que cuando eres joven no las veas y de mayor se empiecen a notar.
  • Estructura facial. La forma de la cara.
  • Retención de líquido.
Tratamientos
  • Para la retención de liquido: hidratación, mucha agua y masajes de drenaje linfático. Puedes aprender como hacértelos en casa.
  • Esta idea me pareció genial: hacer cubitos de hielo de té verde muy concentrado y frotar uno con una gasa en el area inflamada por las mañanas.
  • Crema para Hemorroides: este es un truco muy antiguo que usaban las actrices de Hollywood.
  • Empezar joven a usar cremas para los ojos. Esto mantendrá la piel fuerte.
  • Usar cremas que contengan: ácido hialurónico, retinol y cafeína. Ella recomienda la crema de Clinique Repair Wear y el Roll On de Garnier con cafeína.
OJERAS



Causas
  • Las ojeras que son moradas, muy oscuras, son causadas por la oxidación de la hemoglobina que se sale de las paredes capilares. Esto en muchos casos es genético. La otra causa es la falta de sueño. 
  • Envejecimiento.
  • Estructura facial. Puedes tener los huesos de las mejillas más salidos y eso creo la ilusión de ojeras profundas.
Tratamientos. Busca cremas que contengan algunos de estos ingredientes:
Espero que les haya parecido interesante. Feliz comienzo de semana :))

martes

5

abril 2011

Viviendo de las muestras

por , publicado en Sin categoría

Antes de mudarme de Madrid a República Dominicana, intenté comprar algunas de mis cremas favoritas para llevármelas. Entre otras cosas, porque no todos los productos europeos se pueden conseguir aquí. Realicé una buena inversión, pero tampoco me volví loca comprando.
Lo que sí hice fue recopilar todas las muestras de cosmética que tenía en casa. Las guardaba en un cajón, en el que iba poniendo todo lo que me daban a probar en las presentaciones de productos, en las tiendas y en los counters  de mis marcas favoritas que visitaba a menudo. Esas muestras viajaron miles de kilómetros hasta aquí.
Y fue una idea estupenda, porque me di cuenta de la cantidad de productos que tenía por probar. He comenzado con esta ronda de prueba de muestras en cuanto se me han empezado a acabar los productos comprados.
Las primeras de las que he echado mano son unas de Kiehl’s, una marca muy generosa en esto de dar muestras. En concreto, son de la línea cosmética de Açai, que ayuda a prevenir imperfecciones en la piel (uno más de los efectos secundarios del embarazo). Ya había comentado sobre ella en el blog. De momento no me ha salido ni un granito, todo lo contrario. Es como si mi estado le estuviera viniendo fenomenal a mi piel. Puede ser coincidencia o puede ser suerte, ¿quién sabe? 
Las muestras de cosméticos dan para lo que dan. Aunque con la cantidad que he acumulado, a mí me durarán una temporada más o menos larga. Ya tengo en cola esperando su turno, muestras de L´Occitane, Korres, Dr. Brant, Visoanska Paris, CND, Elizabeth Arden, Guerlain, Dior, Clinique… 

Recomendación: guarda todas las muestras que te den, aunque creas que no las vas a utilizar nunca. Te pueden sacar de un apuro si se te acaba de repente tu producto habitual y te servirán en una escapada de fin de semana o para tener en la bolsa de maquillaje del bolso… O te puede pasar como a mi, que acabes viviendo de las muestras (y no precisamente porque sufra el Síndrome de Diógenes, jaja).
¿Tú también coleccionas muestras cosméticas? Cuéntame en qué ocasión te han servido.

miércoles

23

febrero 2011

Clinique Bottom Lash Mascara: ¡Un pequeño gran invento!

por , publicado en Sin categoría

Este post se lo dedico a mi hermana mayor 🙂
Lo primero que pensé cuando leí sobre este producto del que hoy te hablo fue: “¿Por qué nadie había pensado antes en esto?”. El invento en cuestión es la nueva máscara de pestañas de Clinique: Bottom Lash Mascara
Como su nombre lo dice, está ideado para las pestañas inferiores. En principio, si no tienes problema de pestañas cortas, no necesitarías de este producto (es mi caso)… Pero el otro día estuve maquillando a mi hermana y me di cuenta que los maxicepillos de mis máscaras favoritas (Cover Girl Lashblast y DiorShow) simplemente no le sirven. Tiene pestañas inferiores cortas y la máscara se le embarraba por todos lados. Es un martirio tener pestañas inferiores minúsculas y maquillarlas sin manchar la piel. Si este es tu caso, no hay duda: este producto debe estar ya mismo dentro de tu bolsa de maquillaje. 

El cepillo pequeño me parece superpráctico: aseguran que llega hasta la más pequeña de las pestañas. Si también tienes las pestañas superiores cortas, puedes usarla como tu máscara del día a día (para la noche yo prefiero algo un poco más dramático).

La formula está ideada para que la humedad no le afecte y no nos deje ese efecto mapache en los ojos. Sin embargo, no llega a ser waterproof. Se retira con agua tibia.Viene en dos colores, Black y Black Brown. El precio está más que bien, sólo 10 dólares. Supongo que cuando llegue a Europa costará unos 12 euros (Clinique, como otras marcas americanas vende más caro en el Viejo Continente), pero aun así es asequible, ¿no? He leído que hay ciertas quejas sobre el tamaño (0,07 oz) que es muy pequeño, pero en Clinique aseguran que dura unos 90 días. Eso habrá que ponerlo a prueba…

¿Qué te parece este producto? ¿Considerarías comprarlo? ¿Te parece práctico?

jueves

30

septiembre 2010

Tu primer contorno de ojos

por , publicado en Sin categoría



Estas preguntas me las han hecho un montón de veces: ¿Cuándo hay que empezar a utilizar un contorno de ojos? ¿Cuál elijo? La respuesta que doy varía de una persona a otra, porque cada una es un mundo y no me atrevo a generalizar con este tema (tampoco soy una experta). Podría decir que los 30 años es una buena edad, pero eso no sería acertado, porque he visto chicas de 23 que tienen arrugas en el contorno de sus ojos.

Las cremas para esta zona del rostro no sólo sirven para combatir el problema de esas arruguitas. También las bolsas, las ojeras y la sequedad de la piel en esta área. Y ojeras y bolsas no son exclusivas de una cierta edad.
Básicamente lo que estoy diciendo es que no hay una edad mínima para comenzar: es como todo, si tienes un problema, debes tratarlo. Lo único que estoy en disposición de asegurar es que tarde o temprano todos (mujeres y hombres) necesitamos la ayuda que nos aporta esta gama de productos.
El otro tema recurrente es qué producto elegir. Y responderlo es complicado incluso para mi (que ya sabéis lo que me gusta probar). Lo que hago es descartar e identificar los problemas que quiero tratar. En mi caso: ojeras y primeras arrugas (la palabra clave es “primeras”, o sea, no muy profundas). Así que no me complico con estos contornos de ojos que valen un dineral y que te prometen resultados drásticos tipo liftings: sencillamente no los necesito.
Hoy os voy a hablar de una buena opción. ¿Os acordáis del contorno de ojos de Vitesse que nos regalaron en la fiesta Blogger? Se llama Pincel Energizante Ojos de Vitesse Excellent Coral.


Hay toda una gama Excellent Coral, que se compone de una crema de día, otra de día con factor de protección SPF 15, una crema de nocheun fluido piel perfecta y este contorno de ojos del que hoy os hablo. Toda la línea está dirigida a pieles de alrededor de 30 años  y lucha justo contra los primeros signos de envejecimiento. Es un todoterreno: combate arrugas, bolsas y ojeras.
Lo que más me ha gustado de este producto es el envase. El aplicador tiene forma de pincel: para mi esto es muy innovador y práctico.


La aplicación resulta muy secilla y precisa. Pero ten en cuenta que las primeras veces que lo usas no calculas bien la cantidad de producto que sale. Poco a poco le vas cogiendo el truquillo. Yo me hago dos rayas tipo Apache debajo de los ojos y luego con toquecitos del dedo anular las esparzo hasta que la piel las absorbe. La textura es en crema, se unta fácilmente y enseguida se vuelve transparente y sin brillos. Es 100% sin perfume. Yo la uso mañana y noche y durante las dos semanas que llevo utilizándolo puedo decir que: 
  • Disminuye las ojeras.
  • Necesitaré más tiempo para comprobar si alisa las arrugas.
  • Aporta hidratación y sensación de frescura.
  • Por el tiempo de prueba y viendo lo que queda en el tubo, diría que me durará un mes o mes y medio, usándolo dos veces diariamente. No es mucho tiempo, porque otros productos similares los he utilizado durante tres o cuatro meses. Quizá sea a causa del aplicador.

Sin duda se trata de una opción a tomar en cuenta, porque la relación calidad-precio diría que es excelente: 12,95 euros por 15 mililítros. Otros productos similares que he usado son:

  • All About Eyes Rich de Clinique: muy bueno y totalmente recomendable. Muy efectivo contra las ojeras. Su textura en crema es muy agradable y también se absorbe perfectamente. Tamaño: 15 mililítros. Precio: 34,65 euros.
    • Eyliplex-2 de GS Labs: a mí no me hizo nada. Su presentación es en un doble envase: uno de día y otro de noche. El de día es un gel muy agradable y fresco; el de noche, una crema densa, fácil de esparcir y también muy hidratante. El problema es que, al terminar dos botes, no ví ningún tipo de resultado. Era exclusivo de Sephora y me han dicho que lo han dejado de vender. Tamaño: 10 mililítros cada uno. Precio: Entre 30 y 40 euros.
    Bueno, hasta aquí otro post. Como siempre espero que me dejéis comentarios con vuestras opiniones, experiencias, sugerencias o cualquier duda que os surja de las cosas que escribo. Gracias de antemano 🙂


    También os podéis sentir libres de suscribiros vía email: a mí no me importaría nada 😉

    miércoles

    15

    septiembre 2010

    Desmaquilladores de ojos: Clinique, ¿what else?

    por , publicado en Sin categoría

    Ok, hablemos de desmaquilladores. Yo los uso a diario y por esa razón he empleado mi tiempo en buscar y probar hasta encontrar el mejor. El mejor para mí tiene que cumplir con lo siguiente:

    1. Hacer su trabajo: obvio, ¿no? Pues no. Hay muchos que por sí solos no remueven todo el maquillaje y tienes que recurrir a las toallitas salvavidas desmaquillantes para que rematen la faena.
    2. Proteger tus ojos: con los ojos y la piel que los rodea no se puede jugar, amig@s. Siempre hay que buscar un producto que sea lo bastante delicado que permita el uso diario y no nos irrite, ni nos reseque la piel. Aunque no tengamos esa zona sensible en cualquier caso recomendaría optar por productos para pieles sensibles. Me lo agradeceréis.
    3. Ajustarse a mi presupuesto: ya me gasto suficiente dinero y hay que comer 🙂
    Pues bien, esas tres cosas sencillitas que pido las tienen los desmaquilladores de Clinique. He usado 3 botes y mañana mismo voy a por el cuarto.

     Yo utilizo estos dos:

    • Take The Day Off Makeup Remover para párpados, pestañas y labios 19,35 euros/ 17,50 dólares: 
    Este frasquito morado lo quita todo. Lo uso cuando tengo que remover maquillaje a prueba de agua o pintalabios de larga duración. Se trata de un bifásico (como una mezcla de agua con aceite) que lo agitas y lo aplicas con un disco de algodón. En esto es exactamente igual a los otros que he usado (Lancome, Mac, Nars, etc.), pero la gran diferencia radica en que, cuando el producto entra en contacto con los ojos, no te deja la vista borrosa durante diez minutos por el aceite. Los demás lo hacen -por lo menos a mí- y es un incordio, porque lo de ver borroso es un poco “me estoy quedando ciega” y no me gusta nada esa sensación. Incluso cuando uso un bastoncillo de orejas para limpiar justo donde nacen las pestañas, no me deja esa sensación. Pone que es para todo tipo de pielesapto para personas que usan lentillas. La descripción de la página web dice: un desmaquillador suave y versátil. Y lo es. Una pega: la tapa a prueba de niños… y de mí. Entiendo que la hacen así por seguridad, para que si el aceite del bote se derrama no cause daños irreparables… pero hay que tener paciencia con esas tapas.

    • Rinse Off Makeup Solvent – 19,35 euros/ 16,50 dólares:
    Éste lo uso los días que no llevo maquillaje a prueba de agua, que son la mayoría. Lo tengo siempre a mano y lo uso para corregir imperfecciones durante el maquillaje porque ni tiene aceite, ni deja en la piel ningún residuo. Los dos desmaquilladores son 100% sin perfume, pero la verdad es que tienen ese olor un poco a alcohol de todos los productos de Clinique.

    Yo sigo estos pasos: me desmaquillo los ojos con uno de los dos, dependiendo del tipo de maquillaje que haya utilizado; luego me lavo toda la cara con el limpiador de Açaí de Kiehl’s del que ya os he hablado alguna vez. Por último, me aplico mi contorno de ojos y mi hidratante. Esto lo hago todo los días. Creo que ya me sale de forma automática: incluso los días en que me voy de fiesta y que no sé cómo he llegado a casa, me desmaquillo. ¡Lo juro!
    Estos pasos son fundamentales, porque desde que los sigo nunca he tenido mejor la piel. Por eso, os recomiendo que la incorporéis a vuestras rutinas diarias de cuidado facial.

    Un dato: aprovechad las visitas al aeropuerto para comprar los productos de Clinique porque suelen valer entre 1 y 3 euros más baratos.

    Pero así como os digo una cosa, os digo la otra: si tenéis algún desmaquillador que cumpla mis tres requisitos o que creáis que es mejor, soy toda oídos. Siempre estoy dispuesta a probar cosas nuevas. ¿Sugerencias?
    Un breve aclaración:
    Mucha gente me pregunta si los productos de los que hablo en el blog me los mandan las marcas. ¡Absolutamente, no! Hay algunos blogueros que sí tienen ese privilegio, pero una servidora no está entre ellos. Todos los productos sobre los que escribo me los compro yo. Y si digo que algo me gusta es porque realmente me gusta. Si algún día me mandan cualquier producto para que lo pruebe, os aseguro que lo que escriba será mi más sincera opinión. Porque de eso se trata, ¿no? Creo que la ventaja que tiene recibir productos de las marcas es básicamente que no tienes que gastarte tanto dinero en probar como hago yo. Mientras pueda lo seguiré haciendo, porque me gusta escribir estas reseñas y compartirlas con vosotros.

    sábado

    8

    mayo 2010

    Los básicos para el cuidado diario del rostro.

    por , publicado en Sin categoría

    Hace poco me preguntaba una lectora sobre los productos básicos que hay que utilizar para el cuidado de la cara. Ella me comentaba que le daba mucha pereza el proceso de elegir, comprar y ponerse las cremas todos los días. Así que voy a intentar simplificar este proceso.
    Lo primero para mí es que los productos que todas debemos tener -y sin los que no debemos vivir- son 4 (por orden izquierda a derecha y de aplicación por las mañanas):

    Estos son los productos que yo uso (como véis probar diferentes marcas es lo mío).

    – Un gel o crema limpiadora: dependiendo de si tienes la piel seca, normal o grasa te irá mejor una cosa u otra. Para pieles secas las cremas limpiadoras son los más recomendados, porque aportan un mayor nivel de hidratación. Las pieles normales admiten prácticamente todo tipo de limpiadores (aunque dependiendo de si hace calor o frío, sentiremos que nos van mejor las cremas o los geles). Para las pieles grasas, definitivamente los geles que ayudan a eliminan el exceso de grasa. Yo tengo la piel mixta y uso la espuma limpiadora tonificante de la linea Materia Herba de Korres. Es una espuma muy ligera que me quita todo el maquillaje y no reseca.
    – Una crema hidratante: hay todo un mundo de cremas hidratantes. No importa la condición de tu piel: habrá varias para ti. Si tienes manchas, acné, arrugas, poros dilatados, piel seca, combo o grasa, o simplemente quieres evitar todo lo mencionado. Tienes una esperándote. Mi dilema particular es la unificación del tono y uso la crema Revelation de Estee Lauder. Combate los primeros signos del envejecimiento y la aparición de manchas.
    – Un contorno de ojos: básico e imprescindible. Creo que lo más importante de la cara son los ojos. Las ojeras, las arrugas y las bolsas debajo de ellos son una pesadilla y muy difíciles de combatir. Mi consejo es: cuanto antes empecemos a usar una crema para el contorno de ojos, mejor. Como las cremas hidratantes, también hay todo un mundo de Contornos de ojos. Lo bueno es que generalmente podemos comprar uno que combata todas las pesadillas mencionadas antes y que además te sirva para el día y la noche. Yo uso el dos en uno que se llama Eyliplex. En un solo envase tengo la crema de noche y la de día. Simplificando!
    – Un protector solar: sobre todo en verano, pero si es todo el año, mejor. El sol de invierno, aunque haga frío, es muy dañino. De qué nos vale usar una crema hidratante antimachas y antiarrugas, si no vamos a proteger la piel del sol? De practicamente, nada. Y no estoy hablando de protector solar del que te pones en la playa o de una pantalla solar. Estoy hablando de un City Block, un protector que sea mínimo de SPF25 y que te lo puedas poner antes de salir de casa encima de tu crema hidratante y debajo del maquillaje. Prácticamente todas las marcas de farmacia tienen uno. Mis dos favoritos son, el Clinique City Block Sheer SPF25: es una crema sin aceite, de color crema que se adapta al tono de piel que tengas y además absorbe el exceso de grasa; y el Block de Kiehl´s SPF50: es una crema tan fina que literalmente te la aplicas y se desvanece en unas segundos (y eso es muy difícil de conseguir con una crema de protección tan alta).
    Para mí estos 4 productos son los básicos de cada día para una persona que no quiere emplear mucho tiempo con los potingues, os aseguro que no os tomará más de 10 minutos aplicarlos por la mañana y por la noche. Una opción para simplificar el proceso de elección es comprar los 4 productos de una misma marca. Así evitamos ir de una tienda a otra buscando las diferentes marcas (para mí -que probar de aquí y de allá no me da ninguna pereza- ese no es un problema ;). Podemos elegir una linea de cosméticos que nos parezca interesante, ya sea por que sus productos son naturales o ecológicos, porque no prueban con animales, por su relación calidad-precio o simplemente por recomendaciones.
    Lo más importante es vencer la pereza, realmente vale la pena. No a la pereza!